Renueva la piel de tus pies con los calcetines peeling

Hay momentos en los que para que tus pies estén perfectos no es suficiente con una hidratación o nutrición más intensa de la piel, momentos en los que es necesario renovarla a través del peeling y la exfoliación, para que no esté deshidratada y evitar así la aparición de durezas o callosidades; incluso hacer que desaparezcan si ya las tienes. No es una cuestión meramente estética, no tener unos pies en buen estado puede ocasionar dolor. Y la verdad, estéticamente, unos pies secos y con durezas no son nada agradables, sea cual sea la época del año. Los calcetines mascarilla peeling y exfoliantes con ácido glicólico y ácido láctico, son una propuesta eficaz y natural para conseguir lucir unos pies suaves y bonitos de forma fácil.

Pies suaves y perfectos con los calcetines mascarilla peeling con ácido glicólico y ácido láctico

Gracias a su fórmula CLEAN, una combinación de triple de ácido (Láctico, Glicólico y Salicílico) y con un 99% de ingredientes de origen natural, este tratamiento promueve la renovación celular de la piel, eliminando la piel seca, alisando la piel áspera y las grietas superficiales a la vez que exfolia en profundidad las callosidades y durezas.

A su vez, disponen de la tecnología doble capa que provoca un efecto sauna, ideal para maximizar los resultados. Solo es necesario ponerse los calcetines mascarilla durante 90-120 minutos y lavar los pies al retirarlos. Tras 7-10 días se irá produciendo el peeling y los pies quedarán suaves.

Este tratamiento contiene un 99% de ingredientes de origen natural y es vegano

Los ingredientes de los calcetines exfoliantes son la clave para lograr resultados eficaces desde el primer uso. Se recomienda usarlos una vez cada 2/3 meses:

          • Ácido glicólico: excelente activo exfoliante que consigue penetrar profundamente en la piel, gracias a su pequeño tamaño molecular, promoviendo la renovación de las células y mejorando la textura de la piel.
          • Ácido láctico (AHAs)+ ácido salicílico (BHAs): combinación de ácidos para acelerar el proceso natural exfoliante de las células muertas que provocan las antiestéticas durezas y callosidades
          • Lavanda: regenerador, anti-inflamatorio y anti-séptica. Su suave fragancia favorece una armonía general y relajante.

No te arranques la piel ni te hidrates

Para un resultado óptimo, es importante no caer en la tentación de retirar la piel muerta, ni hidratar los pies hasta que finalice la exfoliación, porque si lo haces podrías frenar el proceso de exfoliación, que dura varios días. De hecho, verás como poco a poco y día tras día la piel muerta se va cayendo y al final se quedan los pies perfectos.

Por supuesto, conviene evitar usar este producto si se sufre de irritaciones, piel sensible, onicomicosis, pie de atleta y otras formas de piel abierta/irritada en los pies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *