El Maskné: un problema del 2020

Es una consecuencia derivada de la fricción de la mascarilla protectora con la piel y el aumento de la sudoración, pero puede prevenirse

El Maskné es un problema cutáneo que surge en el año 2020, el que estamos viviendo, a consecuencia del uso continuado de mascarilla protectora como prevención del COVID-19.

Según los expertos, la mascarilla produce una obstrucción que genera un aumento de la temperatura en la zona de la nariz y la boca. Una mayor sudoración en un espacio con poca ventilación se vuelve el escenario ideal para la proliferación de bacterias, especialmente las que producen el acné y si se le suma el factor roce, los efectos negativos en la piel son visibles.

Algunas personas han empezado a verse pequeños granitos rojos en la zona del mentón y los pómulos y en general un peor aspecto de la piel por falta de transpiración y por fricción de la mascarilla con el rostro.

El uso diario de mascarillas higiénicas, quirúrgicas o de tela que nos protejan, no se puede evitar, pero sí se puede prestar más atención al cuidado de la piel y favoreciendo rutinas que eviten estas situaciones.

1. Limpia e hidrata tu piel por la mañana y por la noche cada día.

Limpiar la piel todos los días, por la mañana y por la noche, con agua micelar o un jabón específico para la cara e hidratar después es un requisito básico para no sufrir maskné. Además, se recomienda limpiar la zona que está en contacto con la mascarilla en cuanto se retira.

Como complementos a esta limpieza diaria, semanalmente puedes darle un cuidado extra con estos productos:

La mascarilla peel-off Detox te ayudará a eliminar las impurezas de la piel y a minimizar el aspecto de los poros dilatados. Conseguirás una piel limpia y suave, libre de puntos negros.

La mascarilla tisú biodegradable Detox e Hidratante detoxifica la piel, refuerza la hidratación, absorbe impurezas y refresca, gracias a la combinación del poder detoxificante del carbón vegetal e hidratante del ácido hialurónico.

 

Su fórmula clean, con un 97% de ingredientes certificados de origen natural es perfecta para pieles normales, mixtas y grasas: Carbón activo purificante, Ácido Hialurónico, Betina, Alantoína, componentes del Factor Natural de Hidratación (FNH) y extractos naturales antioxidantes​. Tisú biodegradable. Sin alérgenos y 100% vegana.

2. Intenta no maquillarte para no obstruir los poros

El maquillaje combinado con el uso de la mascarilla aumenta las probabilidades de obstruir los poros, aumentando la grasa en la piel.

3. Elige un material de mascarilla suave, natural y transpirable.

Uno de los más recomendados es el algodón, porque provoca menor irritación en la piel. Lo importante es que se eviten materiales sintéticos, que tengan pigmentos o colorantes porque aumentan las probabilidades de irritación en la cara.

4. Haz descansos de la mascarilla siempre que puedas

Mantener una buena ventilación de la zona para dejar respirar a la piel es importante. Pero esto solo puedes hacerlo en lugares seguros y al aire libre. Lo más importante es protegerte contra el Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *