6 consejos para tener unas manos bonitas todo el invierno

Alivia la sequedad de las manos con una crema y mascarilla adecuadas

1. Lleva siempre contigo crema de manos

¿Eres de las que siempre llevan crema de manos en el bolso, o de las que no suelen hacerlo? Si eres de las primeras, muy bien, tus manos te lo agradecerán, ya que especialmente en invierno se resecan con facilidad. Pero si más bien eres de las que ni llevan ni se ponen crema a diario, entenderás que es una de las principales medidas para evitar la sequedad.

El uso habitual de una crema de manos para la piel seca es esencial durante los meses de invierno. Algunas personas optan por usar una loción corporal en lugar de crema de manos, pero es importante tener en cuenta que la piel de las manos tiene necesidades especiales y que las cremas de manos han sido particularmente formuladas para satisfacer estas necesidades.

La crema de manos y uñas con aceite de semilla de cannabis ayuda a aliviar, reparar y proteger las manos secas. Se trata de una fórmula realmente hidratante, ya que además de aceite de semilla de cannabis, está formulada con manteca de karité y espirulina.

2. Recuerda hidratar también el dorso de las manos

El dorso de las manos es particularmente delicado, ya que en esta parte la piel es mucho más fina que en las palmas. Además, tiene muy poco tejido adiposo subcutáneo, por lo que suele secarse más rápido que la parte interior.

3. Aplícate una mascarilla intensiva, mínimo una vez por semana

Nuestros guantes mascarilla son un tratamiento práctico y eficaz para hidratar las manos de una manera más intensiva en complemento a la crema.

El efecto sauna que se produce en el interior del guante plástico impregnado en sérum, favorece la mejor penetración del producto en la piel por el calor.

4. Utiliza guantes para proteger las manos del frío

Toda barrera entre el frío y tus manos es de agradecer. Si te pones unos guantes calentitos que protejan tus manos, se resecarán menos.

5. Evita los secadores de manos con aire caliente

Este método de secado de tus manos puede resultar agresivo y resecarlas. Por eso, es mejor optar por papel o toalla cuando te vayas a secar las manos tras lavarlas.

 6. Deja de usar jabones agresivos que eliminan la hidratación de la piel

En cuestión de jabones, mejor optar por fórmulas suaves para tus manos, que respeten el PH y sean lo más naturales posible. Así, la suma de buenos hábitos contribuirá a que tus manos no solo tengan mejor aspecto, si no que se conserven mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *